Facundo Cabral

“Nos envejece más la cobardía que el tiempo; los años sólo arrugan la piel pero el miedo arruga el alma” Facundo Cabral

“Guardar silencio también es tomar partido” Laureano Márquez

jueves, 16 de julio de 2015

La ruleta de la vida


¿Qué hacer? Lo único que cabe es pensar en un cambio de sistema que deslastrado de tanta baratija mental, pueda llevarnos a la construcción de ese país mejor al que todos aspiramos. Y para eso, el primer paso será votar el 6D.


Rayma, El Universal, mayo 2011 
https://zonatwive.wordpress.com/2011/05/page/4/


Tal Cual Digital

Opinión / Jueves 16 de julio de 2015 / 

http://www.talcualdigital.com/

AL COMPÁS DE LA CIENCIA

GIOCONDA SAN BLAS

LA RULETA DE LA VIDA

Llego agitada al consultorio de una afamada clínica de Caracas. A 20 metros de su entrada principal y a plena luz de día un motorizado pretende atracarme, segundo intento en lo que va de año. Salgo ilesa de ambos y repito: “menos mal que no me mataron”. Pero la paranoia se instala: ¿será así la próxima vez o mi suerte cambiará?

Llego a casa. El portón se abre con menor velocidad de la que quisiera. Ya a un vecino lo han robado en momento similar, mientras secuestran a su familia dentro del hogar, que saquean a voluntad. Pienso: “menos mal que no me pasó a mí o a mi familia”. Pregunto si reportaron el robo y el secuestro. “Ni pensarlo; nos han amenazado con represalias si la policía los atrapa. Damos gracias por estar vivos”.

Una noche, en el ambulatorio cercano a mi hogar, un joven trae a su bebé para ser atendido de emergencia. No regresa nunca más. Cuatro sujetos armados lo matan allí mismo, en la puerta, por resistirse al robo de su carro. Lo mismo pasa semanas más tarde en mi entorno. Comento con los vecinos la violencia que ha llegado a una comunidad otrora apacible, nos solidarizamos con estos jóvenes y sus familias y en vez de expresar la rabia que nos corroe las entrañas, nos conformamos con resignación, dando valor estadístico a la pasividad: “menos mal que no nos pasó a nosotros; peor están en las mal llamadas ‘zonas de paz’ donde los maleantes son la autoridad”.

La violencia se ha cebado contra nuestra población; andamos impotentes, inermes, deseando no ser el próximo en esa brutal ruleta que se ha asentado inmisericorde en nuestro país como norma de vida. Las cifras son de órdago: 268 agentes policiales en 2014 y más de 120 en el primer semestre de 2015 han sido asesinados para robarles arma y moto, en arrojos que “encumbran” a los criminales dentro de su círculo social. Y por otro lado, policías convertidos en bandidos, usando sus armas de reglamento para cometer delitos. ¿En quién confiar?

El asesinato es la principal causa de muerte de adolescentes entre 10 y 19 años; la cifra total de muertes violentas llegó a casi 25 mil en 2014, con una tasa de impunidad que sobrepasa el 92%, convirtiendo a Venezuela en el segundo país más violento del mundo (82 por 100 mil habitantes, 10 veces más que en 1987; tasa mundial 6,2). Todo esto luego de 15 ministros de relaciones interiores y 23 planes fallidos de seguridad a lo largo de 16 años, con el único saldo del “sálvese quien pueda” como política pública y la creación de un viceministerio de la “suprema felicidad social del pueblo” (no es ironía, créalo) como inútil cuerpo para contener el agobio de todos.

Dado este record, inútil pedirle al régimen que cumpla con su obligación constitucional de salvaguardar el derecho a la vida de la población, más allá de espasmódicos operativos; mucho menos pensar que en algún momento renunciará al batiburrillo ideológico, mal construido con los peores retazos de doctrinas diversas, con el que nos ha conducido hasta acá. Ante esto ¿qué hacer? Lo único que cabe es pensar en un cambio de sistema que deslastrado de tanta baratija mental, pueda llevarnos a la construcción de ese país mejor al que todos aspiramos. Y para eso, el primer paso será votar el 6D.


TUITEANDO:

Cerca de 1.000 investigadores científicos reclaman el ajuste de sus sueldos porque perciben menos de 2 salarios mínimos http://bit.ly/1O6Baq7  

Privilegian Misión Ribas en asignación de carreras en UCV. La OPSU solo dio 7% de los cupos para distribuir entre estudiantes con notas de 20 puntos provenientes de planteles públicos y privados http://bit.ly/1HoJ7Cq  

Inhabilitación de María Corina Machado (y también de Daniel Ceballos) retrata la cobardía del régimen y ratifica al mundo entero que en Venezuela el aparato del Estado es utilizado para la persecución política e ideológica http://bit.ly/1TBqsuD

También en: http://elrepublicanoliberal.blogspot.com/2015/07/gioconda-san-blas-la-ruleta-de-la-vida.html

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Alguien que prefiere mantener el anonimato, me autoriza a copiar su comentario:

    No imagina Ud. cuánto me toca su nota de hoy. La madrugada del 9 de enero pudimos mi familia y yo sobrevivir al secuestro en casa y robo de nuestras pertenencias. Pero la vida ya no es la misma. Luego de 30 años en un espacio sencillo que vas construyendo con mucho esfuerzo ya mis hijos no quieren volver y yo misma no se si pueda volver a estar cómoda allí, confiada, tranquila como creo que todos deberíamos vivir.
    Lo perdido es irrecuperable, no porque lo perdido sea lujoso sino porque hoy día hasta lo esencial es inalcanzable....
    ¿Las amenazas? Muchas. Y sí, sobrevivimos pero la vida nos cambió sin que nosotros y nuestros sueños fuéramos los agentes del cambio.

    ResponderEliminar