Facundo Cabral

“Nos envejece más la cobardía que el tiempo; los años sólo arrugan la piel pero el miedo arruga el alma” Facundo Cabral

“Guardar silencio también es tomar partido” Laureano Márquez

jueves, 13 de junio de 2013

Misión "Muera la Universidad"


El conflicto universitario nos arropa a todos, más allá de la propia comunidad. La familia venezolana, que aspira a una mejor formación académica para sus hijos como mecanismo de ascenso social, debe sumarse a esta lucha para impedir que la barbarie totalitaria se instale definitivamente. Mientras la universidad se mantenga como lugar fértil para el intercambio de ideas en libertad, un espacio para la formación de ciudadanos, Venezuela tendrá esperanza de retomar el camino del progreso, mirando a un futuro promisor.


Tal Cual

Política / Jueves 13 de junio de 2013 / p.6



AL COMPÁS DE LA CIENCIA

GIOCONDA SAN BLAS

MISIÓN "MUERA LA UNIVERSIDAD"


Me niego a seguir recibiendo un salario indigno y humillante. Me niego a doblegarme al pensamiento único que pretende oprimir a la universidad, que en libertad y democracia formó a quienes hoy desean verla destruida. Me niego a que no haya recursos para investigación, bibliotecas bien dotadas y suscripciones a revistas. Me niego a visitar las ferias de libros, sólo a ver lo último que publican las editoriales pero sin comprar nada porque no tengo. Me niego a seguir discriminado porque decidí buscar el conocimiento y el saber. Me niego a seguir formando a los hijos de los demás sin tener recursos para educar al mío.

De esta forma, Tomás Guardia (UCV) plasma su realidad cotidiana, la realidad de miles de profesores universitarios que en las 13 universidades autónomas y experimentales más importantes se han declarado en paro indefinido, como respuesta a la calculada desgana con que las autoridades gubernamentales ven el creciente empobrecimiento de los universitarios y el deterioro físico e intelectual de las universidades. “¿Cuál crisis?” ha sido la displicente respuesta del ministro de educación universitaria, él mismo profesor de la UCV.

¿Cuál crisis? Un presupuesto congelado desde 2008, 60% deficitario, que apenas deja 10% para las tareas universitarias; sueldos miserables: un instructor con título de Magister y un profesor titular, con doctorado y 25 años de labor, 1,2 y 2,9 salarios mínimos; deserción masiva de profesores (en la UCV, más de 800; en la USB, más de 300); ausencia de relevos; concursos desiertos; publicaciones científicas en declive, a nivel de 1996; desconocimiento de las normas de homologación (130% inflación en 5 años); agresiones violentas (sólo en la UCV, más de 50 en 10 años); rechazo de la FAPUV como legítima representante gremial de los profesores (40 mil asociados) e instauración de sindicatos oficialistas minúsculos, que asumen ilegalmente el mandato.

Los estudiantes, en gesto que los ennoblece, se solidarizan con sus profesores. Y con los demás miembros de la comunidad universitaria, víctimas de esta crisis cuya dimensión es negada por el ministro y el gobierno, decididos a convertir las universidades en instituciones serviles a su pretensión totalitaria.

El conflicto universitario nos arropa a todos, más allá de la propia comunidad. La familia venezolana, que aspira a una mejor formación académica para sus hijos como mecanismo de ascenso social, debe sumarse a esta lucha para impedir que la barbarie totalitaria se instale definitivamente. Mientras la universidad se mantenga como lugar fértil para el intercambio de ideas en libertad, un espacio para la formación de ciudadanos, Venezuela tendrá esperanza de retomar el camino del progreso, mirando a un futuro promisor, en democracia.

También en: http://www.conflictove.org.ve/analisis-y-opinion/mision-muera-la-universidad-articulode-gioconda-san-blas.html

2 comentarios:

  1. Quizás lo más grave de todo, aunque usted no lo crea, no está dicho en este artículo y se trata de la decisión de imponernos un modelo de universidad sin pluralidad, sin autonomía, donde impere el pensamiento único castrocomunista. Forzarle el brazo a los buenos profesores e investigadores que ellos llaman de derecha, para que se sometan al ¨plan de la patria socialista¨ que no es otro sino la permanencia en el poder de una camarilla de enchufados al servicio del régimen cubano.

    ResponderEliminar
  2. En realidad, está dicho quizás no de una forma explícita, cuando menciono que se nos quiere imponer un estilo totalitario, al cual hay que oponerse. Ese tema tal vez merezca una nota dedicada exclusivamente a él. Gracias por su comentario.

    ResponderEliminar